Queridos hijos, estoy con ustedes en el nombre del más grande Amor, en el nombre de Dios querido, quien se acercó a ustedes por medio de mi Hijo y les mostró su verdadero amor.

marzo 20, 2011

Hoy, 18 de marzo, en medio de un día frío y lluvioso, Nuestra Señora se le apareció a Mirjana en la Cruz Azul, al pie del Podbrdo. Dio el siguiente mensaje:

Queridos hijos, estoy con ustedes en el nombre del más grande Amor, en el nombre de Dios querido, quien se acercó a ustedes por medio de mi Hijo y les mostró su verdadero amor. Deseo conducirlos en el camino de Dios.

Deseo enseñarles el amor verdadero para que otros los vean en ustedes, para que ustedes puedan verlo en otros, para que puedan ser un hermano para ellos y que los otros vean un hermano misericordioso en ustedes.

Hijos míos, no tengan miedo de abrirme sus corazones. Con amor maternal les mostraré qué espero de cada uno de ustedes, qué espero de mis apóstoles. Marchen conmigo. Gracias.

Maria Madre Nuestra Ruega por nosotros y por el mundo entero!

Según Mirjana, Nuestra Señora nos pidió a todos que recemos por los sacerdotes, agregando: Nuevamente, recalco que triunfaré junto con ellos.

Mensajeros de La Reina de La Paz

Dios nos llama y nos ilumina

Querido hermano:
Comparte conmigo los sufrimientos por la predicación del Evangelio, sostenido por la fuerza de Dios. Pues Dios es quien nos ha salvado y nos ha llamado a que le consagremos nuestra vida, no porque lo merecieran nuestras buenas obras, sino porque así lo dispuso él gratuitamente.
Este don, que Dios ya nos ha concedido por medio de Cristo Jesús desde toda la eternidad, ahora se ha manifestado con la venida del mismo Cristo Jesús, nuestro salvador, que destruyó la muerte y ha hecho brillar la luz de la vida y de la inmortalidad, por medio del Evangelio.
Palabra de Dios.  de la Liturgia de la Misa segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo 1, 8b-10

“Cuando Dios os concede la gracia de sentir su presencia y desea que le habléis como al amigo más querido, exponedle vuestros sentimientos con toda libertad y confianza. Se anticipa a darse a conocer a los que le anhelan (Sab 6, 14). Sin esperar a que os acerquéis a Él, se anticipa cuando deseáis su amor, y se os presenta, concediéndoos las gracias y remedios que necesitáis. Solo espera de vosotros una palabra para demostraros que está a vuestro lado y dispuesto a escucharos y consolaros: Sus oídos están atentos a la oración (Sal 33, 16) (…).

“Los demás amigos, los del mundo, tienen horas que pasan conversando juntos y horas en que están separados; pero entre Dios y vosotros, si queréis, jamás habrá una hora de separación” S. Alfonso Mª de Ligorio, Cómo conversar continua y familiarmente con Dios

 

Oración de Consagración

En unión con toda la humanidad, en comunión con la Iglesia entera y con nuestro Santo Padre, el Papa Juan Pablo II, dirigimos a Ti, oh Padre, por las manos de María y de su Corazón Inmaculado, esta súplica especialmente por Argentina.
Padre, envía a Tu Espíritu Santo, a fin de que cada uno de nosotros pueda convertirse en instrumento de Tu paz.

¡Del hambre y la guerra, líbranos!
¡De la guerra nuclear, de la incalculable autodestrucción, de toda clase de guerra, líbranos!
¡De los pecados contra la vida del hombre desde el momento de su concepción, líbranos!
¡De toda clase de injusticia en la vida de la sociedad, tanto nacional como internacional, líbranos!
¡De la facilidad con que pasamos por encima de los mandamientos de Dios, líbranos!
¡Del intento por extinguir la verdad misma de Dios en los corazones humanos, líbranos!
¡De la falta de conciencia del bien y del mal, líbranos!
¡De los pecados contra el Espíritu Santo, líbranos!

Madre de Cristo y Madre de todos los hombres, pedimos tu protección e intercesión. Jesucristo, el Redentor del mundo te confió a nosotros como nuestra Madre; ruega a tu Hijo por nosotros que envíe en abundancia al Espíritu Santo, el Espíritu de la verdad que es la fuente de Vida. Acoge al Espíritu para nosotros y con nosotros, tal como hiciste en el día de Pentecostés con los primeros discípulos.
Madre, Tú  sabes y conoces nuestros sufrimientos y esperanzas. Hoy te confiamos a Argentina, nuestro país. Te suplicamos que nos acompañes en nuestro camino; nosotros que, como el Apóstol Juan, deseamos acogerte en nuestras casas, aprender de ti a ser semejantes a Jesús.

Dentro del refugio de tu misericordia, buscamos refugio, ¡oh Santa Madre de Dios!
Asístenos en las dificultades diarias que la vida nos presenta a cada uno de nosotros.
A Ti, la Aurora de Salvación, confiamos el futuro y la entrada al nuevo Milenio. Te confiamos a todas las personas, comenzando por aquellos que son los más débiles y que sufren más: los niños no nacidos, aquellos cuya vida está amenazada, aquellos que nacieron en la pobreza, a los jóvenes que buscan un sentido a sus vidas, a los refugiados, a los desempleados, a quienes son probados por la enfermedad, a las familias que están divididas, a las personas ancianas privadas de asistencia y a todos los que están solos y sin esperanza.
Guía a tus hijos para que con tu ayuda, todos podamos reconocer a Cristo como Luz del Mundo.
¡Qué el infinito poder de la Redención se eleve nuevamente sobre la historia del mundo, el poder del Amor Misericordioso del Padre! ¡Qué el Espíritu Santo transforme las conciencias! ¡Qué Él sane nuestros recuerdos y purifique nuestros corazones! Qué el Señor siempre reine entre nosotros, Él que es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén. *Mensajeros de La Reina de La Paz

Oraciones al Espiritu Santo para pedir sus siete dones

Los Frutos del Espiritu Santo



Haz que la llama de tu Corazón, oh María, descienda sobre todos los hombres.

enero 28, 2011

¡Queridos hijos! También hoy estoy con ustedes y los miro y los bendigo, y no pierdo la esperanza de que este mundo cambie para bien y la paz reine en los corazones de los hombres. La alegría reinará en el mundo porque se han abierto a mi llamado y al amor de Dios. El Espíritu Santo está cambiando a una multitud que ha dicho sí. Por eso deseo decirles: gracias por haber respondido a mi llamado.

virgen maria

Oh Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros.


“La alegría reinará en el mundo porque se han abierto a mi llamado y al amor de Dios”

Aquí está la razón de porqué el mensaje es particularmente alentador y consolador. La razón es que estamos abriéndonos a sus mensajes de salvación, al amor de Dios. Es decir que no somos meros lectores de los mensajes. Los estamos poniendo en práctica, estamos viviendo lo que nos viene pidiendo.

Y cuando nos abrimos a la acción de Dios, cuando le decimos que sí a Dios, a través de la entrega a María Santísima, el “Espíritu Santo nos cambia”, obra la conversión en nosotros y nosotros, nos dice, somos muchos. Esta multitud que se va dejando convertir por Dios se va multiplicando, porque cada uno a su vez se vuelve instrumento de conversión de otros.

Bien podemos imaginar la despedida que nos hace la Madre de Dios con lágrimas de alegría en sus celestiales ojos:
“Por eso deseo decirles: gracias por haber respondido a mi llamado”

Ante una noticia como la de este mensaje, ante una alegría tan grande de nuestra Madre y Señora, cómo no vamos nosotros también a estar contentos. Ella refuerza nuestra esperanza. Un horizonte de luz se abre frente a nuestras vidas. Un horizonte de luz en medio de las tinieblas del mundo.Nada debemos temer porque nuestra Madre Santísima está con nosotros. Desde hace casi treinta años está con nosotros de una manera nueva para prepararnos y acompañarnos en tiempos que ya se están mostrando particularmente difíciles y duros. Ella nos mira, nos observa no desde la distancia sino desde la cercanía de la Madre que con su mirada atenta cuida de sus hijos para protegerlos o para alzarlos si tropiezan y caen. Ella nos bendice. Su presencia es pura bendición de Dios hacia nosotros.

Si quieres ver el comentario del Padre completo haz click aqui.

 

Oración al Corazón Inmaculado de María:


Oh Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros. Haz que la llama de tu Corazón, oh María, descienda sobre todos los hombres.

Nosotros te amamos inmensamente. Imprime el amor verdadero en nuestros corazones.

Haz que nuestros corazones tengan un deseo continuo de Ti.

Oh María, dulce y humilde de corazón. Acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado.

Tú sabes que todos los hombres pecan. Por medio de tu Corazón Inmaculado y materno, haz que seamos sanados de toda enfermedad espiritual.

Haznos capaces de contemplar la bondad de tu Corazón maternal, a fin de que podamos convertirnos por la llama de tu Corazón. Amén.

Oración al Sagrado Corazón de Jesús:


Oh Jesús, sabemos que Tú eres manso y humilde de corazón y que has ofrecido Tu Corazón por nosotros.

Está coronado de espinas por nuestros pecados. Sabemos que incluso hoy Tú pides por nosotros, a fin de que no nos perdamos.

Jesús, acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado. Por medio de Tu Corazón Sacratísimo, haz que nos amemos unos a otros.

Haz que el odio desaparezca entre los hombres.

Muéstranos Tu amor, todos nosotros Te amamos y queremos que nos protejas con Tu Corazón de Buen Pastor. ¡Entra a cada corazón, oh Jesús! ¡Llama a la puerta de nuestros corazones! Sé paciente y perseverante.

Nosotros seguimos cerrados porque aún no hemos entendido Tu voluntad. Llama continuamente, oh Jesús, y haz que Te abramos nuestros corazones, al menos en el momento en que recordemos Tu Pasión sufrida por nosotros. Amén.

Oración a María Reina de la Paz: ¡María, Madre de Dios y Madre nuestra, Reina de la Paz! Tú viniste a nosotros para llevarnos a Dios. Alcánzanos la gracia de no sólo decir: ¡Hágase en mí según Tu voluntad!, sino vivirla tal como Tú lo hiciste. Ponemos en Tus manos nuestras manos, a fin de que puedas conducirnos a Jesús en medio de todas las aflicciones y pesares. Por Cristo, Nuestro Señor. Amén. Rezar el Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias…

 

Lo que La Virgen Santisima nos pide


Queridos hijos, éste es un tiempo de gracia. Por eso, oren, oren, oren hasta que comprendan el amor de Dios por cada uno de ustedes.”Mensaje de 2001 de Maria Reina de la Paz.

enero 14, 2011

“Queridos hijos, hoy os invito a la comunión en Jesús, mi Hijo. Mi corazón materno ora para que comprendáis que sois la familia de Dios. Por medio de la libertad espiritual de la voluntad, que os ha concedido el Padre Celestial, sois llamados a conocer en vosotros la verdad, el bien o el mal. Que la oración y el ayuno abran vuestros corazones y os ayuden a descubrir al Padre Celestial por medio de mi Hijo. Con el descubrimiento del Padre, vuestra vida se orientará al cumplimiento de la voluntad de Dios y a la creación de la familia de Dios, tal como mi Hijo lo desea. Yo no os abandonaré en este camino. ¡Gracias! ”

maria reina

Queridos hijos, estoy con ustedes y los bendigo a todos con mi bendición maternal.

La Madre nos trae la Buena Nueva de la paz. La paz es posible, no sólo deseable. Dios la da a todos los hombres de buena voluntad, a todos los que lo aman. Esos son los benditos de Dios, los que Él sella – en su Amor- con el signo de la paz.

Mensajeros de la Reina de la paz

Queridos hijos, en este tiempo de gracia los invito a acercarse aún más a Dios a través de la oración personal. Aprovechen el tiempo de reposo y den a su alma y a sus ojos el reposo en Dios. Encuentren la paz en la naturaleza y descubrirán a Dios Creador, a Quien podrán agradecer por todas las creaturas; entonces encontrarán gozo en sus corazones.

¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Queridos hijos, en este tiempo, mientras todavía tienen la mirada puesta en el año pasado, los invito, hijitos, a mirar profundamente en sus corazones y a decidirse a estar más cerca de Dios y a la oración. Hijitos, ustedes están aún atados a las cosas terrenales y poco a la vida espiritual. Que esta invitación mía de hoy sea también para ustedes un estímulo para decidirse por Dios y por la conversión de cada día. No pueden convertirse, hijitos, si no dejan los pecados y no se deciden por el amor hacia Dios y hacia el prójimo.

¡Queridos hijos! En este tiempo de gracia los llamo para que lleguen a ser amigos de Jesús. Oren por la paz en sus corazones y trabajen por su conversión personal. Hijitos, solamente así podrán llegar a ser en el mundo testigos de la paz y del amor de Jesús. Ábranse a la oración para que la oración se vuelva para ustedes una necesidad. Conviértanse, hijitos, y trabajen para que muchas más almas conozcan a Jesús y Su amor. Yo estoy cerca de ustedes y los bendigo a todos.

¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Oremos

Consagración al Corazón Inmaculado de María 

Oh, Corazón Inmaculado de María,

ardiente de bondad,

muéstranos tu amor.

Que la llama de tu Corazón, Oh María,

descienda sobre todas las personas.

Te amamos inmensamente.

Imprime un amor verdadero en nuestro corazón.

Que nuestro corazón por ti suspire.

Oh, María, dulce y humilde de corazón,

acuérdate de nosotros cuando pecamos.

Tú sabes que nosotros, los hombres, somos pecadores.

Mediante tu sacratísimo y maternal corazón,

cúranos de toda enfermedad espiritual.

Haz que seamos capaces de ver la belleza de tu corazón maternal,

y así poder ser convertidos por la llama de tu corazón. Amén.

Pastoral Juvenil- Mexico



La Virgen María dijo: “Hijos, rezad por mis intenciones y yo me encargaré de vuestras preocupaciones, de vuestros dolores”..

octubre 27, 2010

Nuestra Señora de La Paz en Medjugorje el 25 de Octubre nos habló.

Desde el 25 de enero de 1987, la Virgen empezó a dar el mensaje el día 25 de cada mes, en lugar de cada jueves, a través de Maria Pavlovic. Esto continúa hoy… 

 

¡Queridos hijos! Que este tiempo sea para ustedes tiempo de oración. Mi invitación quiere ser para ustedes, hijitos, una invitación para que se decidan a seguir el camino de la conversión, por eso oren y pidan la intercesión de todos los Santos. Que ellos sean para ustedes ejemplo, estímulo y alegría hacia la vida eterna. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Los mensajes de la Virgen subrayan que la paz es el mayor de los bienes, y que la fe, la conversión, la oración y el ayuno son los únicos medios para poder alcanzarla.

 

 

LA ORACION “hijos, orad, la oración es el fundamento de vuestra paz” Si no tienen paz en sus corazones poco importa todo lo demás. Pueden perder la paz un momento como dice San Serafín de Sarov, pero enseguida poniéndose en oración, hundiéndose en la oración encontrarán la paz nuevamente. “Si vivis angustiados, con estrés, es que todavía no orais con el corazón”. Esta palabra “con el corazón” nunca acabaremos de entenderla, no se trata de cumplir, de escuchar Misa, de rezar el rosario rápidamente, no se trata de eso. “Dedicad tiempo a Dios” Dios nunca vendrá a nosotros rezando de esta manera, para que Dios establezca su morada en nosotros, para que la unción del Espíritu Santo y su soplo nos visite, hay que tomar tiempo. Hoy, muy poca gente va a la Iglesia a sentarse durante una hora para orar frente al Santísimo Sacramento. Orar con el corazón es esta disposición interior, como dice Santa Teresita: “la oración es un grito de amor hacia el cielo”. Tomad tiempo con Dios. Marija, una de las videntes, regresando de Rusia, estaba totalmente sorprendida y comento en Europa: La gente en aquel país como en cualquier otro, pide egoístamente, sus oraciones van referidas a ellos mismos a sus intereses, “reza por mí, por mi abuelo, por mi país”, yo, yo, yo, esto no es posible, esto no es oración. La Virgen María dijo: “Hijos, rezad por mis intenciones y yo me encargaré de vuestras preocupaciones, de vuestros dolores”, eso es la verdad. La gente no cree porque no se abren realmente al Espíritu Santo, no se abren a la paz de Dios. Entonces, la oración del corazón es la clave para aprender junto con María a orar.

Reflexiona sobre las cinco piedras Aqui

 

Oremos:

¡María, Madre de Dios y Madre nuestra, Reina de la Paz! Tú viniste a nosotros para llevarnos a Dios. Alcánzanos la gracia de no sólo decir: ¡Hágase en mí según Tu voluntad!, sino vivirla tal como Tú lo hiciste. Ponemos en Tus manos nuestras manos, a fin de que puedas conducirnos a Jesús en medio de todas las aflicciones y pesares. Por Cristo, Nuestro Señor. Amén. Rezar el Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias…

El 22-VI-85 La Virgen dictó a Jélena Vasilij esta oración por un enfermo. A este propósito la virgen ha dicho: Queridos Hijos: ¡La oración más hermosa que podéis rezar por un enfermo es precisamente ésta! La Virgen ha añadido a Jélena que el mismo Jesús la ha aconsejado. Jesús quiere que durante el rezo de esta plegaria tanto el enfermo como quien intercede por él se abandonen con confianza en las manos de Dios.

“OH Dios mío, el enfermo que se encuentra ante Ti ha venido ha exponerte su voluntad, pidiéndote lo que juzga ser para él la cosa más importante. Dios mío, infunde Tú en su corazón este convencimiento: ¡Lo importante es que gocemos de salud en el alma! ¡Que se cumpla en todo, Señor, sobre él tu santa voluntad! Si quieres su curación, que se cure, pero si Tu voluntad es otra que siga llevando su cruz. También te pido por cuantos intercedemos por él: purifica nuestros corazones para que seamos dignos de transmitir, por nuestro medio, Tu divina misericordia. Señor protégelo y alivia sus penas. Que se cumpla en él Tu santa voluntad. Que sea revelado por su medio, Tu santo nombre. Ayúdale a llevar con valentía su cruz. Gloria al Padre… etc.(tres veces)

Sitio dedicado a Medjugorje

 

 


Que la llama de tu Corazón, Oh María, descienda sobre todas las personas. Te amamos inmensamente. Imprime un amor verdadero en nuestro corazón.

septiembre 28, 2010

María es un monumento de caridad,maestra de todas las virtudes. Es nuestro modelo.

¡Nunca podremos imaginar  lo grande que es María!
Está toda revestida de la Palabra de Dios.

Aquél “conservaba todas las Palabras en su corazón ” (cf. Sal. 119,11)
significa que las vivía. María era totalmente la Palabra, sólo la Palabra.

Ser la Palabra viva  significa revivir en la tierra a María. Si, al tratar de amar,
el amor se hace recíproco, Cristo reina entre dos o más.
De esa manera logramos dar a Jesús al mundo, espiritualmente, como María lo dio físicamente.

De los escritos de Chiara Lubich)

¡Queridos hijos! Hoy estoy con ustedes y los bendigo a todos con mi bendición maternal de paz, y los exhorto a vivir aún más su vida de fe, porque aún son débiles y no son humildes. Los exhorto, hijitos, a hablar menos y a trabajar más en su conversión personal, para que su testimonio sea fecundo. Y que su vida sea una oración continua. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Mensaje del dia 25 de septiembre de 2010 Maria Reina de la Paz Medjugorje

“He venido para decir al mundo que Dios existe, que Dios es la plenitud de la vida. Hay un solo Dios, Padre y Creador de todos, y una sola Fe. Tienen que amar a todos los hombres sin importar la religión a que pertenezcan. Dios quiere que se amen todos y se aprecien. Dios es el único para todos los hombres, pero los hombres han creado varias religiones. Mi Hijo es el único mediador y salvador de todos los hombres, pero los hombres pueden salvarse también llevando bien sus religiones, si las siguen seriamente y si viven según les dicta su conciencia”.

¡Mi amable Jesús!, en unión a los méritos de tus Sagradas Llagas, ofrezco mi vida al Eterno Padre, según las intenciones de la Virgen Santísima Dolorosa.

¡Virgen María, Reina del Universo, Intercesora de la Humanidad y esperanza nuestra, ruega por nosotros!

Meditacion con Maria Nuestra Madre Celestial

“Debemos vaciarnos de lo terrenal y de nosotros mismos. Dios no cabe en un corazon ocupado”

Aprende a conocer tus dones y a dar gracias a Dios por ellos.

Ofrece tu vida

La fe alimenta la fortaleza que nos hace soportar los momentos difíciles de nuestra vida y las tribulaciones a las que podamos estar sometidos en el futuro. La fe es la que ilumina el entendimiento cuando hay cosas que nuestra razón no logra  comprender. La fe nos procura una nueva mirada sobre los acontecimientos del mundo y refuerza nuestra esperanza, de modo que nada de lo que nos suceda o nos pueda suceder pueda provocarnos desesperación. La fe nos da la certeza que Jesucristo es el Señor de la historia y que la última palabra es la suya. Que la muerte fue vencida y que del Señor es la victoria también sobre el pecado, el mal, Satanás y el mundo. Por eso quien vive la fe supera el temor a lo desconocido y al mal presente, y goza de la alegría de servir al Señor.

La fe es la luz que aclara el oscuro camino que nos toca recorrer. La fe nos asienta sobre la Roca que es Cristo.

Cuando la fe es pobre, cuando el ánimo es titubeante, al llegar las pruebas no nos mantenemos firmes sino que nos derrumbamos. Cuando vienen las pruebas todo lo que creíamos ser y tener desaparece y así experimentamos que no podemos o no sabemos abandonarnos en Dios, que pensamos que Dios está lejos, que la Virgen está lejos, que no nos escuchan.

Si la prueba es dura o persistente perdemos la claridad de conciencia y caemos en confusión. Si no estamos seguros de nuestra fe no somos fuertes sino débiles. Fuertes son sí las palabras del apóstol Santiago el menor en su carta, cuando –refiriéndose a la fe en el pedir a Dios- dice: “…el que vacila es semejante al oleaje del mar, agitado por el viento y zarandeado de una a otra parte. Que no piense recibir cosa alguna del Señor un hombre como éste, un hombre irresoluto e inconstante en todos sus caminos”. Esa persona irresoluta es la que carece de sencillez de corazón y se siente tironeada por inspiraciones o tendencias buenas y malas y no sabe qué hacer.

La sencillez del corazón viene de la humildad. Y la Santísima Virgen también nos dice que debemos ser humildes, porque no lo somos. Con lo cual nos está recordando que la fe se la vive desde la humildad.

Recuerda esto:

Oración continua significa el corazón elevado constantemente hacia Dios, anhelo permanente de su presencia, inteligencia y voluntad dirigidas a no acomodarse a las cosas de este mundo sino a la conversión de modo de distinguir y obrar la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable, lo perfecto (Cf Rm 12:2). Quien esto hace dará muchos frutos, aún en el anonimato de una vida silenciosa. Su testimonio será realmente veraz y ciertamente dará gloria a Dios.

P. Justo Antonio Lofeudo
www.mensajerosdelareinadelapaz.org

Rezemos juntos la oracion a Maria ofreciendo nuestra vida, para el bien de nuestra alma, para que Ella nos guarde siempre y nos acompañe hasta el ultimo dia de nuestras vidas

Soy todo Tuyo Maria

Virgen María, Madre mía, me consagro a ti

y confío en tus manos toda mi existencia.

Acepta mi pasado con todo lo que fue.

Acepta mi presente con todo lo que es.

Acepta mi futuro con todo lo que será.

Con esta total consagración te confío cuanto tengo y cuanto soy,

todo lo que he recibido de Dios.

Te confío mi inteligencia, mi voluntad, mi corazón.

Deposito en tus manos mi libertad, mis ansias y mis temores,

mis esperanzas y mis deseos, mis tristezas y mis alegrías.

Custodia mi vida y todos mis actos

para que le sea más fiel al Señor

y con tu ayuda alcance la salvación.

Te confío ¡Oh María! mi cuerpo y mis sentidos

para que se conserven puros y me ayuden en el ejercicio de las virtudes.

Te confío mi alma

para que tú la preserves del mal.

Hazme partícipe de una santidad igual a la tuya;

hazme conforme a Cristo, ideal de mi vida.

Te confío mi entusiasmo y el ardor de mi juventud,

para que tú me ayudes a no envejecer en la fe.

Te confío mi capacidad y deseos de amar;

enséñame y ayúdame a amar como tú has amado

y como Jesús quiere que se ame.

Te confío mis incertidumbres y angustias

para que en tu corazón yo encuentre seguridad,

sostén y luz en cada instante de mi vida.

Con esta consagración me comprometo a imitar tu vida.

Acepto las renuncias y sacrificios que esta elección comporta

y te prometo, con la gracia de Dios y con tu ayuda,

ser fiel al compromiso asumido.

¡Oh María!, soberana de mi vida y de mi conducta,

dispón de mí y de todo lo que me pertenece,

para que camine siempre junto al Señor bajo tu mirada de Madre.

¡Oh María! Soy todo tuyo

y todo lo que poseo te pertenece ahora y siempre. ¡Amén!

Reza el Rosario Bendito a Maria cada vez que puedas y tus dias seran bendecidos, ofrece tus sacrificios, tus logros, tus cargas todo al Corazon Inmaculado de Nuestra Santa Madre, y Ella no te abandonaray tu carga sera mas liviana.

Visita el sitio de Chiara Luce Badano una vida de ejemplo de como se debe vivir y ofrecer en amor a Dios.

Chiara Badano, una luz para todos”, dijo el Papa en el Angelus.


Madre del Mundo Virgen Paciente, gracias por estar con nosotros, una vez mas!

junio 29, 2010

El 25 de junio celebramos 25 años de la aparición de Medjugorje. Seis niños fueron y siguen siendo testigos del mensaje de María, para regocijo de la humanidad. Es difícil comprender el motivo y la oportunidad en que Dios decide las intervenciones de Su Madre, pero sin dudas La Reina de la Paz es la gran mensajera de nuestros tiempos. Vivimos este regalo muchas veces ignorándolo, subestimándolo o dando escasa importancia a los pedidos de nuestra Madre. Sin embargo, el insistente repiquetear del llamado ha logrado miles y miles de conversiones, lo que es el propósito final del Señor al concedernos Gracias de esta magnitud.

Así, compartimos hoy con ustedes el mensaje que La Reina de la Paz nos ha entregado en este nuevo aniversario, y también un video de un reportaje a María de Vallejo Nájera, que ha hecho de su conversión una causa de vida. En sus palabras podemos comprender la magnitud del milagro, y la dimensión de lo que Dios es capaz de hacer cuando desea despertar la espiritualidad de un alma.

Escuchemos a María, Ella en esta nueva oportunidad nos lleva a Jesús, recalcando la alegría con que debemos vivir este llamado.
Mensaje de La Reina de la Paz del 25 de junio de 2010
¡Queridos hijos! Con alegría los invito a todos a vivir mis mensajes alegremente, sólo así, hijitos, podrán estar más cerca de mi Hijo. Deseo conducirlos a todos únicamente a Él, y en Él encontrarán la verdadera paz y la verdadera alegría del corazón. A todos los bendigo y los amo con inmenso amor. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!
Reportaje Aqui


Madre mía: Desde que amanece el día, bendíceme; en lo rudo del trabajo, ayúdame; si vacilo en mis buenas decisiones, fortaléceme; en las tentaciones y peligros, defiéndeme; si desfallezco, sálvame y al cielo llévame. Amén.

mayo 30, 2010
Madre Nuestra quedate con nosotros!

Madre Nuestra quedate con nosotros!

Señor, tú has querido que la Palabra se encarnase en el seno de la Virgen María; concédenos, en tu bondad, que cuantos confesamos a nuestro Redentor, como Dios y como hombre verdadero, lleguemos a hacernos semejantes a él en su naturaleza divina. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén. 

Mensaje de María Reina de la Paz

del 25 de mayo de 2010

¡Queridos hijos! Dios les ha dado la gracia de vivir y de custodiar todo el bien que hay en ustedes y alrededor de ustedes, y de alentar a otros a ser mejores y más santos, pero, el maligno  no duerme, y a través del modernismo los desvía y los conduce por su camino. Por eso, hijitos, en el amor hacia mi Corazón Inmaculado, amen a Dios sobre todas las cosas y vivan Sus Mandamientos. Así su vida tendrá sentido y la paz reinará en la Tierra. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Marija Pavlovic, una de los 6 videntes de Medjugorje, estará en Barcelona el viernes 28 de Mayo por la tarde, en Madrid el sábado por la tarde y en Sevilla el domingo por la mañana .

La vidente Marija Pavlovic visitará España del 28 al 30 de Mayo. Visitará 3 ciudades españolas:

Barcelona – Viernes 28 de Mayo en la Parroquia de Santa Maria de Jesús de Gracia, en la c/.Gracia, 5.
18.00h – 19.30h. Santo Rosario y Adoración.
19.30h. Santa Misa
20.15h. Testimonio de Marija
21.15h. Finalización del Acto.
Madrid – Sábado 29 de Mayo en la Capilla del Colegio Nuestra Señora de las Maravillas – La Salle, en la c/ Guadalquivir, 9.
16.30h. Santo Rosario
17.00h. Testimonio de Marija
18.30h. Santo Rosario
19.00h. Santa Misa
20.00h. Adoración
21.00h. Finalización del Acto.
Sevilla -Domingo 30 de Mayo en la Iglesia del Salvador, en la Plaza del Salvador s/n.
9.30h. Santo Rosario
9.50h. Testimonio Marija
11.00h. Finalización del Acto.

Más info:

http://www.centromedjugorje.org/

El amor de Jesus nos invita a pensar como cristianos junto a Maria Su Madre Santa asi tambien desde aqui te invitamos a ser un buen Hijo de Maria que junto a Jesus hacen el nuevo reino lleno de amor y humildad, repite con tu corazon

Bendito y Albado seas por Siempre Jesus! Amen

Bendita y Alabada sea Tu Santa Madre! Amen

Bendita sea La Santisima Trinidad, Dios Padre, Hijo y Esperitu Santo, Amen, Aleluya!

El amor a Cristo nos lleva al amor al prójimo; la vocación que hemos recibido nos impulsa a pensar en los demás, a no temer los sacrificios que lleva consigo un amor con obras, pues “no hay señal ni marca que así distinga al cristiano y al amador de Cristo, como el cuidado de nuestros hermanos y el celo por la salvación de las almas”. Por eso, el afán de dar a conocer al Maestro es el indicador que señala la sinceridad de vida del discípulo y la firmeza de su seguimiento. Si alguna vez advirtiéramos que no nos preocupa la salvación de las almas, que su lejanía de Dios nos deja indiferentes, que sus necesidades espirituales no provocan una reacción en nuestra alma, sería señal de que nuestra caridad se ha enfriado, pues no da calor a quienes están a nuestro lado. No es el apostolado algo añadido o superpuesto a la actividad normal del cristiano; es su misma vida cristiana, que tiene como manifestación natural el interés apostólico por familiares, colegas, amigos…

¿Con qué autoridad haces esto?…, le preguntaban aquellos fariseos a Jesús. No es este el momento oportuno para revelar de dónde proviene su potestad. Más tarde dará a conocer a sus discípulos su origen: Se me ha dado todo poder en el Cielo y en la tierra. La autoridad de Jesús no proviene de los hombres, sino de haber sido constituido por Dios Padre “heredero universal de todas las cosas (cfr. Heb 1, 2), para ser Maestro, Rey y Sacerdote de todos, Cabeza del Pueblo nuevo y universal de los hijos de Dios”

Señor, mi alma tiene sed de ti. /Salmo 62

Señor, tú eres mi Dios, a ti, te busco; de ti sedienta está mi alma. Señor, todo mi ser te añora como el suelo reseco añora el agua .

Santísima Señora, Madre de Dios; tú eres la más pura de alma y cuerpo, que vives más allá de toda pureza, de toda castidad, de toda virginidad; la única morada de toda la gracia del Espíritu Santo; que sobrepasas incomparablemente a las potencias espirituales en pureza, en santidad de alma y cuerpo; mírame culpable, impuro, manchado en el alma y en el cuerpo por los vicios de mi vida impura y llena de pecado; purifica mi espíritu de sus pasiones; santifica y encamina mis pensamientos errantes y ciegos; regula y dirige mis sentidos; líbrame de la detestable e infame tiranía de las inclinaciones y pasiones impuras; anula en mí el imperio de mi pecado; da la sabiduría y el discernimiento a mi espíritu en tinieblas, miserable, para que me corrija de mis faltas y de mis caídas, y así, libre de las tinieblas del pecado, sea hallado digno de glorificarte, de cantarte libremente, verdadera madre de la verdadera Luz, Cristo Dios nuestro. Pues sólo con Él y por Él eres bendita y glorificada por toda criatura, invisible y visible, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

PARA SER BUEN CRISTIANOmas oraciones/www.devocionario.com

"Dejadme abrazar a mi Madre que ha venido a visitarme".




A %d blogueros les gusta esto: