Queridos hijos, éste es un tiempo de gracia. Por eso, oren, oren, oren hasta que comprendan el amor de Dios por cada uno de ustedes.”Mensaje de 2001 de Maria Reina de la Paz.

“Queridos hijos, hoy os invito a la comunión en Jesús, mi Hijo. Mi corazón materno ora para que comprendáis que sois la familia de Dios. Por medio de la libertad espiritual de la voluntad, que os ha concedido el Padre Celestial, sois llamados a conocer en vosotros la verdad, el bien o el mal. Que la oración y el ayuno abran vuestros corazones y os ayuden a descubrir al Padre Celestial por medio de mi Hijo. Con el descubrimiento del Padre, vuestra vida se orientará al cumplimiento de la voluntad de Dios y a la creación de la familia de Dios, tal como mi Hijo lo desea. Yo no os abandonaré en este camino. ¡Gracias! ”

maria reina

Queridos hijos, estoy con ustedes y los bendigo a todos con mi bendición maternal.

La Madre nos trae la Buena Nueva de la paz. La paz es posible, no sólo deseable. Dios la da a todos los hombres de buena voluntad, a todos los que lo aman. Esos son los benditos de Dios, los que Él sella – en su Amor- con el signo de la paz.

Mensajeros de la Reina de la paz

Queridos hijos, en este tiempo de gracia los invito a acercarse aún más a Dios a través de la oración personal. Aprovechen el tiempo de reposo y den a su alma y a sus ojos el reposo en Dios. Encuentren la paz en la naturaleza y descubrirán a Dios Creador, a Quien podrán agradecer por todas las creaturas; entonces encontrarán gozo en sus corazones.

¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Queridos hijos, en este tiempo, mientras todavía tienen la mirada puesta en el año pasado, los invito, hijitos, a mirar profundamente en sus corazones y a decidirse a estar más cerca de Dios y a la oración. Hijitos, ustedes están aún atados a las cosas terrenales y poco a la vida espiritual. Que esta invitación mía de hoy sea también para ustedes un estímulo para decidirse por Dios y por la conversión de cada día. No pueden convertirse, hijitos, si no dejan los pecados y no se deciden por el amor hacia Dios y hacia el prójimo.

¡Queridos hijos! En este tiempo de gracia los llamo para que lleguen a ser amigos de Jesús. Oren por la paz en sus corazones y trabajen por su conversión personal. Hijitos, solamente así podrán llegar a ser en el mundo testigos de la paz y del amor de Jesús. Ábranse a la oración para que la oración se vuelva para ustedes una necesidad. Conviértanse, hijitos, y trabajen para que muchas más almas conozcan a Jesús y Su amor. Yo estoy cerca de ustedes y los bendigo a todos.

¡Gracias por haber respondido a mi llamado!

Oremos

Consagración al Corazón Inmaculado de María 

Oh, Corazón Inmaculado de María,

ardiente de bondad,

muéstranos tu amor.

Que la llama de tu Corazón, Oh María,

descienda sobre todas las personas.

Te amamos inmensamente.

Imprime un amor verdadero en nuestro corazón.

Que nuestro corazón por ti suspire.

Oh, María, dulce y humilde de corazón,

acuérdate de nosotros cuando pecamos.

Tú sabes que nosotros, los hombres, somos pecadores.

Mediante tu sacratísimo y maternal corazón,

cúranos de toda enfermedad espiritual.

Haz que seamos capaces de ver la belleza de tu corazón maternal,

y así poder ser convertidos por la llama de tu corazón. Amén.

Pastoral Juvenil- Mexico


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: