“…Amados hijos, rezad mucho el Rosario…” “Reíd, no lloréis, permanece tranquila, llegaréis al final”.

enero 12, 2012

María es la llena de gracia, por eso es santa, por eso ama como Dios ama, por eso es bella. Toda bella es María

Oh Madre Ruega por nosotros!María es feliz, de una felicidad sobrenatural, por haber creído (Cf Lc 1:45) y es Madre por escuchar la Palabra de Dios, atesorarla en su corazón y en todo cumplirla (Cf Lc 2:19; 2:51; 8:21).  Conocer a María

 

 

 

Un Mensaje lleno de Amor

25 de enero de 2007
¡Queridos hijos! Pongan la Sagrada Escritura en un lugar visible en su familia y léanla. Así conocerán la oración con el corazón y sus pensamientos estarán en Dios. No olviden que son pasajeros como una flor de campo, que se ve de lejos, pero desaparece en un instante. Hijitos, dondequiera que vayan, dejen un signo de bondad y amor, y Dios los bendecirá con la abundancia de su bendición. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! Medjugorje

“Yo ya os he dicho, hijos queridos, que os he escogido de modo particular, así como sois. Yo soy la Madre que ama a todos. En los momentos en que os encontréis en dificultad, no temáis porque os amo. Os amo aún cuando estuviereis alejados de mi Hijo y de mí. Os ruego, no permitáis que mi corazón llore lágrimas de sangre por las almas que se pierden en el pecado. Por eso, hijitos, ¡orad, orad, orad!”

Por eso, hermanos míos muy queridos, a quienes tanto deseo ver,
ustedes, que son mi alegría y mi corona, amados míos, perseveren
firmemente en el Señor.

La Santidad Cristiana
  En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que
es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo
que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto
de sus pensamientos.
  Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz estará con ustedes.

 

19-11-83 PM 6

Mi Reino está contigo… Leed detenidamente mis mensajes. Os digo: “Moraré entre vosotros, por medio de ti. Eres puente de Unión, predica mi palabra. Muchos son los ciegos que no querrán ver, muchos los sordos que no querrán oír, mas no desmayes, tuyo es el Reino de los Cielos”.

21-11-83 PM 8

“…Amados hijos, rezad mucho el Rosario…” “Reíd, no lloréis, permanece tranquila, llegaréis al final”.
“Hija mía, te digo que tu palabra es revelación de nuestro Señor; pasarán los días e irás revelándolas, por eso te digo: Lee detenidamente mis mensajes, eres portadora de amor, alegría y paz. Tu cuerpo está débil, mas tu espíritu día a día se fortalece; tu empeño moverá rocas. Gloria al Eterno Padre”.

Virgen Maria del Rosario de San Nicolas

Oracion de Consagracion manifestada por la Virgencita de San Nicolas

Dios me conceda la Gracia de vivir para Ti,
de amar a tu Corazón con todo mi ser.
y que seas Tú, Madre mía,
la que limpie mi alma y la purifique.
Amadísima Madre, enséñame a amar a
Jesús,
hazme digna de Jesús y de Ti, Madre,
y que la Consagración de este día,
me una más a Ti y a tu Hijo.
Amén.

Abandonarse en Dios significa: Despojarse
de la propia voluntad y desear hacer solamente,
la Voluntad de Dios.

La oración, consuela, defiende al alma
del maligno y no permite que el alma caiga en
las tinieblas.

Oracion

Oh, Madre mía,
hasta tus pies llego,
postrándome con inmenso amor;
ofreciéndote todo mi ser.
consagrándote mi vida toda.
Guárdame en tu Corazón,
Sé Tú, Mi Dueña absoluta
y Guardiana de mi vida.
Sé que unida a Tí,
confiando plenamente en Tí,
Llegaré hasta el Corazón de Tu Hijo.
Amén.

Luego la veo y me dice: Pueden repetirla
mis consagrados. -Vidente-

4-5-86 – Hija, muchos de mis hijos se sienten solos, Yo les digo:

Soledad es la penumbra,
soledad es dejarse estar,
soledad es la muerte
y no vivir nunca más.
Soledad es abatirse,
es quedarse y no luchar,
es dudar que la vida sigue,
es no amar, es cegarse a la Verdad.
Quien ama a Cristo, quien busca a Cristo,
sentirá que se ha abierto a la Verdad.
Gloria a Dios.

Todos estos mensajes y oraciones pueden encontralos en el sitio oficial de Maria del Rosario de San Nicolas

Hoy Oramos por las almas que estan afligidas, en soledad, por nuestra alma, por la paz del mundo, por la conversion de los pecadores. Tambien añadimos las intenciones de cada uno que tenga en su corazon y ponemos a los pies de Maria todo nuestro pasado, presente y futuro para que Ella nos lleve a Jesus.

Oremos

Oh Dios, que por la Inmaculada Virgen, preparasteis digna morada a vuestro Hijo; os suplicamos que, así como a ella la preservasteis de toda mancha en previsión de la muerte del mismo Hijo, nos concedáis también que, por medio de su intercesión, lleguemos a vuestra presencia puros de todo pecado. Por el mismo Jesucristo, nuestro señor. Amén.

 Bendita sea la santa e inmaculada Concepción de la gloriosa Virgen María, Madre de Dios. Avemaría.

Oh María, que entrasteis en el mundo sin mancha de culpa, obtenedme de Dios que pueda yo salir de él sin pecado. Avemaría.

 Oh Virgen María, que nunca estuvisteis afeada con la mancha del pecado original, ni de ningún pecado actual, os encomiendo y confío la pureza de mi corazón. Avemaría.

 Por vuestra Inmaculada Concepción, oh María, haced puro mi cuerpo y santa el alma mía. Avemaría.

 Oh María, concebida sin pecado, rogad por nosotros, que recurrimos a Vos. Avemaría.

 

 

 

 


Anuncios

Virgencita Maria,Haz que seamos capaces de ver la belleza de tu corazón maternal, y así poder ser convertidos por la llama de tu corazón.

enero 1, 2012

Cuando un cristiano imita a Maria, no puede evitar santificarse

Imagen

“Todo buen pensamiento, toda buena voluntad, todo buen sentimiento de mi corazón: “Por gracia de María”..San Leonardo da Porto

La devoción a la Virgen nos lleva a Cristo.

Hoy alabamos y damos gracias a Dios Padre porque María concibió a su Único Hijo por obra y gracia del Espíritu Santo, y, sin perder la gloria de su virginidad, derramó sobre el mundo la luz eterna, Jesucristo nuestro Señor. Y a Ella le cantamos en nuestro corazón: Salve, Madre santa, Virgen, Madre del Rey, pues realmente la Madre ha dado a luz al Rey, cuyo nombre es eterno.

“Cuando Maria ha echado raices en  un alma, realiza alli las maravillas de la gracia que solo Ella puede realizar, porque solo Ella es la Virgen Fecunda, Maria ha colaborado con el Espiritu Santo en la obra de los siglos, es decir la Encarnacion del Verbo, en consecuencia Ella realizara tambien los mayores portentos delos últimos tiempos, la educacion y la formacion de los grandes santos, quienes viviran hacia el final del mundo;estos portentos estan reservados a Ella, porque solo Esta Virgen singular y Milagrosa puede realizar, en union con el Espiritu Santo, las cosas exelentes y extraordinarias. Cuando el Espiritu Santo. su Esposo, la encuentra en un alma vuela y entra en esa  alma en plenitud, y se comunica tanto y mas abundantemente cuanto mas sitio hace el alma a Su Esposa. Una de las razones principales de que El Espiritu Santo no realice ahora las maravillas portentosas en las almas es que no encuentra en ellas una union suficientemente estrecha con su fiel e indisoluble esposa. Digo fiel e indisoluble Esposa porque desde que el  amor sustancial del Padre y del Hijo se desposó con Maria para producir a Jesucristo, Cabeza de los elegidos, y a Jesucristo en los elegidos, jamas la ha repudiado, porque Ella se ha mantenido siempre fiel y fecunda”. San Luis M. G. de Monfort.

Oremos

Señor y Dios nuestro, que en tu providencia das principio y cumplimiento a todo bien, concede, te rogamos, a cuantos celebramos hoy la fiesta de la Madre de Dios, santa María, que así como nos llena de gozo celebrar el comienzo de nuestra salvación, nos alegremos un día de alcanzar su plenitud.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

1 de enero SANTA MARíA, MADRE DE DIOS*

Solemnidad

Nuestra Señora fue anunciada ya en los comienzos como triunfadora de la serpiente, que simboliza la entrada del mal en el mundo, como la Virgen que dará a luz al Emmanuel, al Dios con nosotros; y estuvo prefigurada en el arca de la alianza, en la casa de oro, por la torre de marfil…La escogió Dios entre todas las mujeres antes de los siglos, la amó más que a la totalidad de las criaturas, con un amor tal que puso en Ella, de un modo único, todas sus complacencias, la colmó de todas las gracias y dones, más que a los ángeles y los santos, la preservó de toda mancha de pecado o de imperfección, de tal manera que no se puede concebir una criatura más bella y más santa que quien había sido escogida para Madre del Salvador.“Nuestra Madre Santísima” es un título que damos frecuentemente a la Virgen, y que nos es especialmente querido y consolador. Ella es verdaderamente Madre nuestra, porque nos engendra continuamente a la vida sobrenatural.

“Concibiendo a Cristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo al Padre en el templo, padeciendo con su Hijo cuando moría en la cruz, cooperó en forma enteramente impar a la obra del Salvador con la obediencia, la fe, la esperanza y la ardiente caridad, con el fin de restaurar la vida sobrenatural de las almas. Por eso es nuestra Madre en el orden de la gracia”

Jesús nos dio a María como Madre nuestra en el momento en que, clavado en la cruz, dirige a su Madre estas palabras: Mujer, he ahí a tu hijo. Después dice al discípulo: He ahí a tu madre,”ha legado su propia Madre al hombre: al hombre a quien ha transmitido el Evangelio. La ha legado a todo hombre… Desde aquel día toda la Iglesia la tiene como Madre. Y todos los hombres la tienen como Madre. Entienden como dirigidas a cada uno las palabras pronunciadas desde la Cruz”.

Jesús nos mira a cada uno: He ahí a tu madre, nos dice. Juan la acogió con cariño y cuidó de Ella con extremada delicadeza, “la introduce en su casa, en su vida. Los autores espirituales han visto en esas palabras, que relata el Santo Evangelio, una invitación dirigida a todos los cristianos para que pongamos también a María en nuestras vidas.Al darnos Cristo a su Madre por Madre nuestra, manifiesta el amor a los suyos hasta el fin.La Virgen cumple su misión de Madre de los hombres intercediendo continuamente por ellos cerca de su Hijo. La Iglesia le da a María los títulos de “Abogada, Auxiliadora, Socorro y Mediadora”, y Ella, con amor maternal, se encarga de alcanzarnos gracias ordinarias y extraordinarias, y aumenta nuestra unión con Cristo. Es más, “dado que María ha de ser justamente considerada como el camino por el que somos conducidos a Cristo, la persona que encuentra a María  encuentra a Cristo igualmente”.

Con esta solemnidad de Nuestra Señora comenzamos un nuevo año.

A Ella nos dirigimos con confianza filial, para que nos ayude a vivir santamente cada día del año; para que nos impulse a recomenzar si, porque somos débiles, caemos y perdemos el camino; para que interceda ante su divino Hijo a fin de que nos renovemos interiormente y procuremos crecer en amor de Dios y en servicio a nuestro prójimo. En las manos de la Virgen ponemos los deseos de identificarnos con Cristo, de santificar la profesión, de ser fieles evangelizadores. Repetiremos con más fuerza su nombre cuando las dificultades arrecien. Y Ella, que está siempre pendiente de sus hijos, cuando oiga su nombre en nuestros labios, vendrá con prisa a socorrernos. No nos dejará en el error o en el desvarío.

En el día de hoy, cuando contemplemos alguna imagen suya, le podemos decir, al menos mentalmente, sin palabras, ¡Madre mía!, y sentiremos que nos acoge y nos anima a comenzar este nuevo año que Dios nos regala, con la confianza de quien se sabe bien protegido y ayudado desde el Cielo.

 Evangelio según san Lucas 2, 16-21

En aquel tiempo, los pastores fueron de prisa y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que el ángel les había dicho de este niño. Y cuantos escuchaban lo que decían los pastores, se quedaban maravillados. María, por su parte, conservaba todos estos recuerdos y los meditaba en su corazón.
Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios, porque todo cuanto habían visto y oído era tal como les habían dicho.
A los ocho días, cuando lo circuncidaron, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel ya antes de la concepción.
Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

Soy todo tuyo María  

Virgen María, Madre mía, me consagro a ti

y confío en tus manos toda mi existencia.

Acepta mi pasado con todo lo que fue.

Acepta mi presente con todo lo que es.

Acepta mi futuro con todo lo que será.

Con esta total consagración te confío cuanto tengo y cuanto soy,

todo lo que he recibido de Dios.

Te confío mi inteligencia, mi voluntad, mi corazón.

Deposito en tus manos mi libertad, mis ansias y mis temores,

mis esperanzas y mis deseos, mis tristezas y mis alegrías.

Custodia mi vida y todos mis actos

para que le sea más fiel al Señor

y con tu ayuda alcance la salvación.

Te confío ¡Oh María! mi cuerpo y mis sentidos

para que se conserven puros y me ayuden en el ejercicio de las virtudes.

Te confío mi alma

para que tú la preserves del mal.

Hazme partícipe de una santidad igual a la tuya;

hazme conforme a Cristo, ideal de mi vida.

Te confío mi entusiasmo y el ardor de mi juventud,

para que tú me ayudes a no envejecer en la fe.

Te confío mi capacidad y deseos de amar;

enséñame y ayúdame a amar como tú has amado

y como Jesús quiere que se ame.

Te confío mis incertidumbres y angustias

para que en tu corazón yo encuentre seguridad,

sostén y luz en cada instante de mi vida.

Con esta consagración me comprometo a imitar tu vida.

Acepto las renuncias y sacrificios que esta elección comporta

y te prometo, con la gracia de Dios y con tu ayuda,

ser fiel al compromiso asumido.

¡Oh María!, soberana de mi vida y de mi conducta,

dispón de mí y de todo lo que me pertenece,

para que camine siempre junto al Señor bajo tu mirada de Madre.

¡Oh María! Soy todo tuyo

y todo lo que poseo te pertenece ahora y siempre. ¡Amén!

 


“El que ama a Maria querrá imitarla en todo, y como Ella, procurará hacer conocer y amar a Su Hijo Cristo, marchando al apostolado de las almas, ..

noviembre 21, 2011

“El que ama a Maria querrá imitarla en todo, y como Ella, procurará hacer conocer y amar a Su Hijo Cristo, marchando al apostolado de las almas, apostolado que se hace hoy mas necesario que nunca, porque vemos a los paises y a los individuos que atraviesan por horribles crisis, religiosa moral y economica. Por eso aunque sea legitimo el acceso directo a Cristo, los congregantes marianos creen interpretar fielmente el pensamiento de Cristo al ir a El por medio de Maria y por eso la hacen a Ella centro especial de su culto expresan la consagracion a Ella como Reina, Como Madre, Como La Mediadora.”María santísima,  vivió en la fe y de la esperanza, pero por sobre todo de la caridad, por vivir unida al misterio pascual de Jesús, pasó a un amor cada vez más genuinamente caritativo. El amor del Espíritu se hizo en ella hasta tal punto presente, que al final su vida, ella murió de amor. Su misma virginidad no fue otra cosa que amar a Dios en Jesús con un corazón indiviso. Virginidad como experiencia eterna e inmortal de perfecta caridad. En María encontramos un modelos de la caridad al mostrarse como una persona que ama a Dios sobre todas las cosas y lo hace por si mismo y sin ningún interés.  El prójimo para María, son los más próximos y estos son sus hijos, y ella ama al prójimo por Dios, en quien cree absolutamente.  ¡Dichosa tú por haber creído! , le responde Isabel, y es por que María se basa en la fe divina. 

Caminando con Maria

Queridos hijos, hoy los invito a que despierten sus corazones al amor. Miren la naturaleza y vean cómo ella está despertando y esto los ayudará a que abran sus corazones al amor de Dios Creador. Deseo que despierten el amor en sus familias a fin de que allí donde haya odio y falte de amor, reine el amor. Y cuando haya amor en sus corazones también habrá oración. Y no olviden, hijos queridos, que yo estoy con ustedes y los asisto con mi oración para que el Señor les dé la fuerza para amar. Los bendigo y los amo con mi amor maternal.

25 de mayo de 1993

Queridos hijos, los invito a abrirse a Dios por medio de la oración para que el Espíritu Santo comience a obrar milagros en ustedes y a través de ustedes. Yo estoy con ustedes e intercedo ante Dios por cada uno porque, hijos queridos, cada uno de ustedes es importante en el plan de salvación. Los invito a que sean portadores de bien y de paz. Dios puede darles la paz sólo si se convierten y oran. Por lo tanto, hijitos míos queridos, oren, oren, oren, y hagan todo lo que el Espíritu Santo les inspire.

Gracias por haber respondido a mi llamado.

mensajeros de la Reina dela Paz

Oremos Con Maria

Oh Madre mía, 
Madre de Bondad, de Amor 

y de Misericordia, 

te amo inmensamente y

me presento ante Ti. 
Por tu bondad, amor y gracia, sálvame. 
Yo deseo ser tuyo y 
te amo inmensamente; 

deseo que Tú me protejas. 
Desde lo más profundo de mi corazón 
te ruego, Madre, concédeme tu bondad 
para que por medio de ella alcance el Cielo. 
Yo te ruego, por tu infinito amor. 
que me concedas la gracia 

de poder amar a todos los hombres, 
como Tú amaste a Jesucristo. 
Te ruego que me concedas la gracia 
de ser generoso contigo. 
Me ofrezco completamente a Ti, 
y deseo que estés conmigo 
en cada uno de mis pasos, 
porque Tú eres llena de gracia 
y deseo no olvidarlo nunca jamás. 
Y si alguna vez perdiera la gracia, 
te ruego que me ayudes a recuperarla. Amén.  
(Dictada el 19/IV/83).

Las apariciones son de duración variable pero sin ser, en general, muy extensas. Todos los días a las 17.40h. (o sea las 13.40 hs en la Argentina) la Virgen desciende a la tierra para el encuentro de Medjugorje. Llega cuando la paroquia está rezando las dos primeras series de misterios del Rosario, antes de la Santa Misa. Ora con los videntes el Padre Nuestro y el Gloria. Cuando ellos recitan el Ave María Ella se limita a sonreír. El mensaje diario es precisamente ése, que la Santísima Virgen viene a orar con nosotros y por nosotros. Es el mensaje que el Reino de los Cielos está presente – que Dios no se desentiende de nosotros- ya que la misma Reina ha bajado. Porque Ella es Reina, pero también Madre. Es la Madre que puntualmente viene a visitar a sus hijos y a enseñarles cómo hacer para regresar a Dios.

Si quieres saber mas visita el sitio de Los Mensajeros de La Reina de La Paz.

Oracion al Espiritu Santo

Por intercesión de María envía al Espíritu Santo

Divino Padre Eterno, en nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Siempre Virgen María;
envía a mi corazón al Espíritu Santo.

Espíritu Santo, Dios de infinita caridad, dame Tu Santo Amor.

Espíritu Santo, Dios de las virtudes; conviérteme.
Espíritu Santo, Fuente de luces celestes;
disipa mi ignorancia.

Espíritu Santo, Dios de infinita pureza; santifica mi alma.

Espíritu Santo, que habitas en mi alma, transfórmala y hazla toda tuya.

Espíritu Santo, Amor sustancial del padre y del Hijo, permanece siempre en mi corazón.

Tres veces……Gloria al Padre………

ESPÍRITU SANTO, ALMA DE MI ALMA
P. José Kentenich

Espíritu Santo, eres el alma de mi alma,
te adoro humildemente.
Ilumíname, fortifícame, guíame, consuélame.
Y en cuanto corresponde al plan eterno Padre Dios revélame tus deseos.
Dame a conocer lo que el Amor eterno desea en mí.
Dame a conocer lo que debo realizar.
Dame a conocer lo que debo sufrir.
Dame a conocer lo que con silenciosa modestia y en oración, debo aceptar,
cargar y soportar.

Sí, Espíritu Santo, dame a conocer tu voluntad y la voluntad del Padre.
Pues toda mi vida no quiero ser otra cosa que un continuado perpetuo Sí a los
deseos y al querer del eterno Padre Dios.

 

 

 

 


La verdadera paz, la que viene de Dios, es producto, es gracia de conversión. Convertirse significa regresar a Dios. ..

septiembre 22, 2011

“Queridos hijos, hoy también los invito a la oración. Necesito sus oraciones para que Dios sea glorificado a través de ustedes. Queridos hijos, les suplico que escuchen y vivan mi invitación materna, invitación que les hago sólo en razón de mi amor por ustedes y a fin de poder ayudarlos…” Mensaje del 16 de enero de 1986 en Medjugorje

virgen de la paz

Virgen Maria Ruega por nosotros!

Queridos hijos, quiero invitarlos a todos a que desde hoy vivan una nueva vida. Queridos hijos, deseo que comprendan que Dios los ha elegido a cada uno de ustedes como instrumento para Su plan de salvación de la humanidad. Ustedes no pueden entender cuán importante es su puesto en este plan de Dios, por eso, hijos queridos, oren para que en la oración puedan comprender el plan de Dios para ustedes. Estoy con ustedes para que puedan realizarlo plenamente.

Mensaje del 25 de enero de 1987

Queridos hijos, hoy los invito al amor que es leal y agradable a Dios. Hijitos, el amor lo acepta todo, aún lo que es duro y amargo, por amor a Jesús que es Amor. Por eso, queridos hijos, oren a Dios para que Él venga en su ayuda, pero no según sus deseos sino según Su Amor! Abandónense a Dios para que Él pueda sanarlos, consolarlos y perdonarlos por todo aquello que está en ustedes y les impide avanzar en el camino del amor. Así Dios podrá modelar sus vidas y ustedes crecerán en el amor. Glorifiquen a Dios, hijitos, con el Himno a la Caridad (1 Cor 13) para que el amor de Dios pueda crecer en ustedes día a día hasta alcanzar su plenitud. Gracias por haber respondido a mi llamado. Mensaje del 25 de junio de 1988

Nuestra Madre Maria en Medjugorje viene a traernos la esperanza, nos dice que solo con oracion y conversion podemos restaurar la paz en este mundo.

Nos dice tambien Hijos, dadle al Señor todo vuestro pasado, todo el mal que se acumuló en vuestros corazones. Deseo que cada uno sea feliz, pero nadie puede serlo con el pecado. Para ello, hijos queridos, orad y en la oración conoceréis el nuevo camino de la alegría. La alegría se manifestará en vuestros corazones y así podréis ser testigos gozosos de lo que mi Hijo y yo deseamos de cada uno de vosotros.      Os invito a que cada uno comience a vivir la nueva vida, que Dios desea de vosotros, y a empezar a hacer buenas obras de amor y de misericordia.

Sed fuertes en Dios. Deseo que a través vuestro el mundo entero conozca al Dios de la alegría. Dad testimonio con vuestras vidas del gozo divino. No estéis ni angustiados ni preocupados. Dios os ayudará y os mostrará el camino. Deseo que améis a todos, a buenos y a malos, con mi amor. Sólo así el amor vencerá en el mundo.      Hijitos, vosotros sois míos; os amo y deseo que os abandonéis en mí, para que pueda yo conduciros hasta Dios. Orad incesantemente…”

Todos estos mensajes y comentarios puedes verlos en El Sitio de las Mensajeros de la Reina de La Paz, medita, elije un mensaje y medita un misterio del Santo Rosario.

Meditacion primera: pediremos a Maria que nos ayude a orar por la conversion de los pecadores.

Lectura de la carta del apostol san Pablo a los cristianos de Roma. Rom 8, 28-30

Hermanos: Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquellos que El llamó según Su designio. En efecto a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la Imagen de Su Hijo, para que El fuera el primogenito ante muchos hermanos; y a los que predestinó, tambien los llamó, tambien los justificó; y a los que justificó tambien los glorificó.

Palabra de Dios.

Salmo 12

Yo desbordo de alegria en El Señor.

Yo confio en tu misericordia. Que mi corazon se alegre porque me salvaste.

Yo desbordo de alegria en El Señor.

¡Cantare al Señor, porque me ha favorecido!

Yo desbordo de alegria en El Señor.

Aleluya. Eres feliz, Santa Virgen Maria, y digna de toda alabanza; de Ti nació el Sol de justicia, Cristo, nuestro Dios. Aleluya.

Señor desde aqui levantamos nuestra oracion al cielo, escuchanos , Señor.

Por intercesion de la Bienaventurada Virgen Maria Nuestra Señora y Madre te pedimos por nuestros hermanos y hermanas del mundo entero para que se conviertan a Tu Amor misericordioso, sanalos Señor, ayudales a encontrarte en las pequeñas cosas de cada dia. Que reine la paz en sus corazones, que la oracion de cada dia sea para Ti un sonido de amor de parte de nosotros Tus Hijitos que tanto te necesitan.

Te damos gracias Madre Maria por El Amor que nos tienes, por venir a nosotros aun ahora en este momento. Gracias Madre por darnos a Jesus, ayudanos a encontrarlo en nuestra vida. Amen.

Rezamos un Misterio del Santo Rosario, poniendo en los pies de Maria nuestras intenciones.


Queridos hijos, hoy los llamo a renacer en la oración y, por medio del Espíritu Santo, a volverse un nuevo pueblo con mi Hijo; ..

agosto 5, 2011

Oh Madre nuestra ruega por nosotros!

Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor, y daré a conocer que su fidelidad es eterna, pues el Señor ha dicho: “Mi amor es para siempre, y mi lealtad, más firme que los cielos”.

Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

Primera carta del apóstol san Juan 5,1-5

Queridos hermanos: Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama a Aquél que da el ser, ama también al que ha nacido de él. En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. Todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Y ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe; porque ¿quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?
Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.
Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor

Meditacion entregarnos a Maria a traves de la consagracion

Una persona que se consagra y entrega voluntariamente a Jesucristo por medio de María, no puede ya disponer del valor de ninguna de sus buenas obras: todo lo bueno que padece, piensa, dice y hace pertenece a María quien puede disponer de ello, según la voluntad y mayor gloria de su Hijo.

Esta entrega, sin embargo, no perjudica en nada a las obligaciones de estado presente o futuro en que se encuentre la persona, por ejemplo, los compromisos de un sacerdote que, por su oficio y otro motivo cualquiera, debe aplicar el valor satisfactorio e impetratorio de la santa Misa a un particular. Porque no se hace esta consagración sino según el orden establecido y los deberes del propio estado.

Esta devoción nos consagra al mismo tiempo, a la Santísima Virgen y a Jesucristo. A la Santísima Virgen, como al medio perfecto escogido por Jesucristo para unirse a nosotros, y a nosotros con El. Al Señor, como a nuestra meta final, a quien debemos todo lo que somos ya que es nuestro Dios y Redentor. Perfecta renovación de las promesas bautismales.

La Sma. Virgen es Madre de dulzura y misericordia y jamás se deja vencer en amor y generosidad. Viendo que te has entregado totalmente a Ella para honrarla y servirla y te has despojado de cuanto más amas para adornarla se entrega también plena y totalmente a ti. Hace que te abismes en el piélago de sus gracias, te adorna con sus méritos, te apoya con su poder, te ilumina con su luz, te inflama con su amor, te comunica sus virtudes: su humildad, su fe, su pureza, etc. Se constituye en tu fiadora, tu suplemento y tu todo ante Jesús. Por último, dado que como consagrado perteneces totalmente a María, también Ella te pertenece en plenitud. De suerte que, en cuanto perfecto servidor e hijo de María, puedes repetir lo que dijo de sí mismo el Evangelista San Juan: “El discípulo se la llevó a su casa”.

Tratado de la verdadera devocion a Maria :San Luis María Grignion de Montfort

Consagracion

Oh, Corazón Inmaculado de María,

ardiente de bondad,

muéstranos tu amor.

Que la llama de tu Corazón, Oh María,

descienda sobre todas las personas.

Te amamos inmensamente.

Imprime un amor verdadero en nuestro corazón.

Que nuestro corazón por ti suspire.

Oh, María, dulce y humilde de corazón,

acuérdate de nosotros cuando pecamos.

Tú sabes que nosotros, los hombres, somos pecadores.

Mediante tu sacratísimo y maternal corazón,

cúranos de toda enfermedad espiritual.

Haz que seamos capaces de ver la belleza de tu corazón maternal,y así poder ser convertidos por la llama de tu corazón. Amén.

Acto de Consagración a la Santísima Virgen María
(Por San Luis María Grignion de Montfort)
     Yo, ….., hijo o hija de Dios por Jesús, renuevo y pongo los votos de mi bautismo en tus manos, Reina de Cielos y tierra. Renuncio para siempre a Satanás y a sus obras. Me ato y me ofrezco completamente a Jesucristo, Sabiduría Encarnada, para llevar mi cruz y seguirlo cada día de mi vida. Y para que pueda ser más fiel de lo que fui hasta ahora, en presencia de toda la corte celestial, Te escojo hoy, oh María, por Madre y Reina mía. Te entrego y te consagro con toda sumisión y amor mi cuerpo y mi alma, mis bienes interiores y exteriores, y hasta el valor de mis buenas acciones pasadas, presentes y futuras, dejándote entero y pleno derecho de disponer de mí y de todo cuanto me pertenece, sin excepción, según tu agrado, para mayor gloria de Dios en el tiempo y en la eternidad. Amén.

Mientras oramos a Maria para llegar a Jesus con nuestro corazon meditemos esta hermosa cancion de la Hermana Glenda.


“Ven hija mía, Alabado sea el Señor, los Ángeles te acompañarán, el Señor abrirá un camino de luz”.

julio 15, 2011

“JESUS dice:
No endurezcáis vuestros corazones, colocaos bajo la protección de mi Madre.
Yo estoy con vosotros. ¡Os amo! ¡Confiad en Mi Corazón!
Dice La Madre: Oren al Sagrado Corazón de Jesús, dependan totalmente de su Amor.
Os doy las gracias por haber aceptado mi Amor. Sean míos cada día más, en la oración y el trabajo, para que se cumplan los planes que Dios tiene sobre vosotros y desde este lugar hacia el mundo entero.
Deseo ser venerada y conocida en el mundo entero como “La Inmaculada Madre del Divino Corazón EucarIstico de Jesús”; para que sea adorado y honrado EL DIVINO CORAZON EUCARISTICO DE JESUS, presente en la Sagrada Eucaristía.
¡Benditos sean!
Amén. Amén. Amén.”

Inmaculada Madre ruega por nosotros

(Fuente: Mensajes de “La Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús”, dados en Salta, Argentina)

 

 

 


Dios ha reconciliado consigo al mundo, por medio de Cristo, y nos ha encomendado a nosotros el mensaje de la reconciliación. Maria enseñanos a rezar unidos en el amor..

junio 30, 2011
invitacion

Amo al Señor porque escucha el clamor de mi plegaria, porque me prestó atención cuando mi voz lo llamaba.

Evangelio según san Mateo 9, 1-8

En aquel tiempo, Jesús subió de nuevo a la barca, pasó a la otra orilla del lago y llegó a Cafarnaún, su ciudad.
En esto, trajeron a donde él estaba a un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de
aquellos hombres, le dijo al paralítico:
“Ten confianza, hijo; se te perdonan tus pecados”.
Al oír esto, algunos escribas pensaron:
“Este hombre está blasfemando”.
Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, les dijo:
“¿Por qué piensan mal en sus corazones? ¿Qué es más fácil: decir “Se te perdonan tus
pecados”, o decir “Levántate y anda?” Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar los pecados -le dijo entonces al paralítico-: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”.
El se levantó y se fue a su casa. Al ver esto, la gente se llenó de temor y glorificó a Dios, que había dado tanto poder a los hombres.

Es Palabra de Dios, te alabamos, Señor.

Nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque todos participamos de un mismo pan y de un mismo cáliz.

El sacrificio eucarístico realiza, por sí mismo y por su propia virtud, el perdón de los pecadosJesucristo, al ofrecerse al Padre, pide por todos.

Él vive para interceder por nosotros.Cada Misa es ofrecida por la Iglesia entera, que suplica a su vez por todo el mundo. “Cada vez que se celebra una Misa es la sangre de la Cruz la que se derrama como lluvia sobre el mundo”. Junto a la Iglesia, pedimos de modo particular por el Papa, el obispo diocesano, el propio prelado y todos los demás que, “fieles a la verdad, promueven la fe católica y apostólica”. Junto a este fruto general de la Misa, hay también un fruto especial, de diverso modo, para quienes participan en el Santo Sacrificio: quienes han procurado que se celebre; para el sacerdote hay un fruto especialísimo irrenunciable, puesto que depende de su voluntad meritoria el que se diga la Misa; participan de este fruto especial los acólitos, los cantores… y todo el pueblo santo que esté presente en el Sacrificio, cada uno según sus disposiciones: todos los circunstantes, cuya fe y entrega bien conoces… Por ellos y todos los suyos, por el perdón de sus pecados y la salvación que esperan, te ofrecemos y ellos mismos te ofrecen este sacrificio de alabanza a ti, eterno Dios, vivo y verdadero.

Pidamos a Nuestra Señora que la celebración o la participación del sacrificio eucarístico sea para nosotros la fuente donde se sacian y se aumentan nuestros deseos de Dios.

Tomado de la reflexion del Evangelio del dia.

Si quieres recibir el Evangelio meditado del dia visita http://www.iesvs.org

Oremos

Oh María, Madre de Dios, os pido con humildad de corazón, que veas nuestro interior y nuestra angustia hoy.

Tus hijos, tus pequeñitos claman despacito, como verdaderos niños, que a través de Cristo, Tu Hijo Divino, a través del Buen Dios,  Nuestro Padre Creador, y a través del Supremo artífice de verdad, el Espíritu Santo, quienes como verdadero consuelo, en todo momento, nos han regalado como Supremo obsequio  vuestro Corazón Inmaculado, consagremos, por vuestra Divina intercesión, a Tu Preciosísimo Corazón Inmaculado, nuestro trabajo, nuestro hogar, nuestro corazón, nuestra querida y necesitada Argentina, que está hoy especialmente insidiada, y todo lo que el Buen Dios nos regaló, como manifestación de Su Amor, con ello todo lo dispuesto y creado por Dios, símbolo de total perfección.

Te pedimos tus hijitos, nos regales el don de la Fe, una esperanza sin par, verdadera humildad y la perfecta caridad, inspirada en el seno mismo de la Santísima Trinidad, para ser liberados definitivamente de la iniquidad, mediante el triunfo definitivo de tu Inmaculado Corazón, fuente de toda redención.

Te pedimos además que nos enseñes a amar, y a vivir en la verdad, para alcanzar la Patria Celestial.

Amén.

Rezamos un misterio del Santo Rosario


A %d blogueros les gusta esto: