Toda la vida de María fue una obediencia a la fe

virgencita

Dios te Salve, Maria!

 

Cuando todo lo vea oscuro y quiera apartarme de Ti

Madre de todas mis penas Obligame a decir Si.

Ayudame oh Madre a decir siempre Si:

En mis soledades                    -Sí

En mis dolores                        -Sí

En mis trabajos                     -Sí

En mis privaciones             -Sí

Cuando añore una sonrisa   -Sí

Cuando me traten sin amor  -Sí

Tú sabers lo que me cuesta esta entrega, haz que nunca rtroceda ni me acobarde.

Ayúdame a vivir la Voluntad de Dios, y que todos los si que desde ahora diga a lo largo de mi vida, me sirvan a ejemplo tuyo, para ser cada dia mas firme en mis decisiones de lograr para el mundo, el amor y la paz. Amen.

Leemos un Lectura para reflexionar

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses 4, 9-11

Hermanos: En cuanto al amor fraterno, no necesitan que les escribamos, puesto que ustedes mismos han sido instruidos por Dios para amarse los unos a los otros. Y ya lo practican bien con los hermanos de toda Macedonia. Pero los exhortamos a que lo practiquen cada día más y a que procuren vivir en paz unos con otros, ocupándose cada cual de sus asuntos y trabajando cada quien con sus propias manos, como se lo hemos ordenado a ustedes.
Palabra de Dios.

El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre, dice el Señor.

salmo 53

Por tu inmensa bondad, ayúdanos, Señor.

Sálvame, Dios mío, por tu nombre; con tu poder defiéndeme. Escucha, Señor, mi oración, y a mis palabras atiende.
Por tu inmensa bondad, ayúdanos, Señor.

El Señor Dios es mi ayuda, es él quien me mantiene vivo. Yo te agradeceré, Señor, tu inmensa bondad conmigo.
Por tu inmensa bondad, ayúdanos, Señor.

Amor a María.

“Si buscas a María, encontrarás “necesariamente” a Jesús, y aprenderás –siempre con mayor profundidad– lo que hay en el Corazón de Dios”. Consideremos cómo vivimos el sábado habitualmente, y si tenemos específicos detalles de cariño hacia la Virgen.

Busquemos hoy a Nuestra Señora meditando su fe grande, mayor que la de cualquier otra criatura. Antes de que el Ángel anunciara a la Virgen que había sido elegida para ser la Madre de Dios, Ella meditaba la Sagrada Escritura y profundizaba en su conocimiento como nunca lo hizo otra inteligencia humana. Su entendimiento, que nunca había estado afectado por los daños del pecado, y además esclarecido por la fe y los dones del Espíritu Santo, meditaría con hondura las profecías referentes al Mesías. Esta luz divina, y su amor sin límites a Dios y a los hombres, le hacían anhelar y clamar por la venida del Salvador con mayor vehemencia que los Patriarcas y todos los justos que la habían precedido. Y el Señor se complacía en esa oración llena de fe y de esperanza. Ella, con esa oración, daba más gloria a Dios que el universo entero con todas las demás criaturas.

Toda la vida de María fue una obediencia a la fe. Contemplándola se comprende que “creer quiere decir “abandonarse” en la verdad misma de la palabra de Dios viviente, sabiendo y reconociendo humildemente “¡cuán insondables son sus designios e inescrutables sus caminos!” (Rom 11, 33). María, que por la eterna voluntad del Altísimo se ha encontrado, puede decirse, en el centro mismo de aquellos “inescrutables caminos” y de los “insondables designios” de Dios, se conforma a ellos en la penumbra de la fe, aceptando plenamente y con corazón abierto todo lo que está dispuesto en el designio divino”.

recuerda Reza un Padre Nuestro y un Ave Maria con Gloria todos los dias!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: