Oh, Corazón Inmaculado de María, ardiente de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, Oh María, descienda sobre todas las personas.

maria-de-la-paz2

"Ruega, Madre, por nosotros, que necesitamos orar .."

María es la Madre que, incansablemente, nos llama para llevarnos a Dios, que sigue cooperando en manera sublime, y desde la Gloria, a la Redención que su Hijo obtuvo para nosotros en el Gólgota.

 

Mensajeros

Mensaje del dia 2 de Noviembre de 2009

Queridos hijos, hoy también estoy entre ustedes para mostrarles el camino que los ayudará a conocer el amor de Dios. Amor de Dios que les ha permitido sentirlo como Padre e invocarlo como Padre. Espero de ustedes que miren con sinceridad en sus corazones y vean cuánto lo aman. ¿Es el último en ser amado? Circundados de bienes, ¿cuántas veces lo han traicionado, negado y olvidado? Hijos míos, no se engañen con los bienes terrenales. Piensen en el alma que es más importante que el cuerpo. Purifíquenla. Invoquen al Padre. Él los espera, vuelvan a Él. Yo estoy con ustedes porque Él, en su misericordia, me envía. Gracias

El núcleo de los mensajes que la Santísima Madre da en Medjugorje es de paz, conversión, abandono totalmente confiado en Dios, oración, ayuno, fe viva, vida sacramental.

La verdadera paz, la que viene de Dios, es producto, es gracia de conversión. Convertirse significa regresar a Dios. Es ponerlo a Él como meta de nuestra existencia. Es cambiar radicalmente de vida para centrarla en Jesús, que es el único Camino. Y la Virgen viene precisamente para eso. A enseñarnos, a ayudarnos, a darnos fuerzas para que el Espíritu Santo produzca el cambio en nosotros, la conversión del corazón. Por eso es Ella la Reina de la Paz.

En todos sus mensajes nos está invitando a que nos hagamos disponibles a esta gracia, a que aprovechemos este tiempo que la Misericordia de Dios nos dio. Éste, en efecto, es tiempo de misericordia, es decir tiempo de María. Tiempo de llamado al retorno a la casa del Padre. María es la Pedagoga sublime que nos lleva al Maestro, que es el Señor.

Es así que Ella, incansablemente, nos invita a la oración. Sin oración no hay conversión. En todos sus mensajes nos pide oración. Pero no cualquier oración sino la del corazón, porque ésa nos irá transformando. Es la oración de quien confiadamente se abandona a la Fidelidad, Bondad y Misericordia de su Creador. Orar, orar y orar, repite en uno y otro mensaje. Que significa no sólo estar en oración permanente sino orar con mayor profundidad. Orar hasta que la oración deje de ser monólogo; orar hasta que también sea escucha y revelación; orar hasta que se vuelva alegría.

Como lo hace en todas sus otras apariciones insiste en el rezo diario, -solos, en grupos, en familia- del Santo Rosario, y prefiere que sea completo, los quince misterios. “A vosotros sacerdotes, os exhorto a que invitéis a todos los fieles a rezar el Rosario. Mediante la oración del Rosario habréis de vencer todos los obstáculos interpuestos por satanás contra la Iglesia. Dadle espacio al Rosario, vosotros sacerdotes, recitadlo.”

Meditando los misterios del Rosario –nos dice a todos- iremos descubriendo la historia de la Salvación.

En su maravillosa pedagogía nos va llevando –como hizo con la parroquia de Medjugorje, el grano de mostaza que no deja de crecer- desde la oración de la devoción o del recitado puntual a la oración incesante.” Orad siempre antes de iniciar vuestras ocupaciones de cada día. También cuando las hayáis finalizado. Si así lo hacéis Dios os bendecirá a vosotros y a vuestros trabajos…Orad continuamente. Orad para desbaratar los esfuerzos de satanás, él es muy fuerte y con todas sus energías quiere destruir mis planes que ya han comenzado a realizarse en vosotros. Vosotros debéis orar y sólo orar. No debéis interrumpir vuestra oración. Tened paciencia y perseverad en la oración. No permitáis que satanás os debilite.”

Nos enseña que la mejor oración de petición es la de pedir el Espíritu Santo. “Lo más necesario es orar. Pedid al Espíritu Santo que descienda sobre la tierra y entonces todo se volverá muy claro y el mundo cambiará. Orad todos los días al Espíritu Santo. Vosotros pedís demasiadas cosas y no pedís lo más importante, ¡Pedid el don del Espíritu Santo y lo tendréis todo!.. Debéis orar por la efusión del Espíritu Santo sobre vosotros, sobre vuestras familias, sobre vuestras parroquias. Orad y no os arrepentiréis. Dios os concederá todos los dones con los cuales lo glorificareis hasta el término de vuestra vida terrena.” ” La gente no sabe orar, va a los santuarios y a la iglesia solamente para ser curados de males físicos o para pedir gracias particulares. Pero no ahondan en la profundidad de la fe…Si poseen el don del Espíritu lo tienen todo, todo lo demás vendrá por añadidura”. También pide el ayuno –según la tradición de la Iglesia, los miércoles y viernes- a pan y agua, y del corazón. Mucho antes de la guerra dijo, no en una sino en varias ocasiones, que con la oración y el ayuno es posible evitar las guerras, o detener a las ya iniciadas, y suspender las leyes naturales.

Nos invita a que todo lo hagamos en la humildad y el amor. Ella viene a guiarnos en el amor. Dice la Escritura que la oración del humilde horada las nubes y llega hasta el mismo trono de Dios.

Nos pide que vivamos la Santa Misa, no hay nada más importante que la Misa. Allí es el mismo Jesús el Señor, Dios que se hizo hombre por nosotros, quien se está inmolando al Padre por nuestra salvación. En la Eucaristía está verdaderamente Jesús presente, en alma, cuerpo, sangre y divinidad. Nos llama a la adoración eucarística y a adorar a la cruz.

“Adoren al Santísimo Sacramento del Altar sin interrupción. Yo estoy siempre presente cuando los fieles están en adoración. En ese momento se reciben grandes gracias.”

MENSAJEROS DE LA REINA DE LA PAZ

Una respuesta a Oh, Corazón Inmaculado de María, ardiente de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, Oh María, descienda sobre todas las personas.

  1. salmo 111 alabare a dios con todo mi corazon en la compañia de otros mas pobles grandes son las obras del señor buscar su alegria y su justicia en la asamblea de sus fieles alimentados de misericordia y de sus palabras que brillan en el corazon del pecador manifestando su piedad su oracion dia a dia seguir sus reglas y su sabiduria y asi permaneceremos con el olor del señor y despues de comulgar recibir la eucaristia santa como la virgen en su vida misionera ser la fortaleza de la palabra de dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: